Todos los que nos dedicamos directa o indirectamente a la fotografía de producto sabemos que en internet no compramos productos sino imágenes que representan al producto. Por ello, la imagen de nuestros productos y cómo los presentamos a nuestros clientes han pasado a ser elementos cruciales dentro del proceso de venta.

En este post, intentaremos enseñaros 3 cosas básicas que podéis aplicar a vuestro e-commerce o negocio para intentar mejorar las fichas de producto. Hay casos en los que las ventas han llegado a aumentar un 35% de media siguiendo estos sencillos pasos.

1. Aprende todas las vistas de producto que hay de un producto y qué aportan.

En fotografía de producto habitualmente trabajamos 5 tipos de fotografías. El nombre de cada una vendrá determinado por la posición del producto que vamos a fotografiar.

a) Vista lateral:

Fotografía donde el producto está colocado lateralmente a nuestra cámara. Es una fotografía de tipo descriptivo que busca mostrar la forma lateral del producto. Suele realizarse por un solo lateral si no se da el caso de que los estampados sean diferentes. Es una fotografía muy utilizada en sectores como el calzado.

b) Vista frontal:

Se trata del tipo de fotografía en el que colocamos el producto frontalmente a nuestra cámara. Es una posición de tipo descriptivo en la que integramos mostrar el producto tal y como es. Dentro del mismo, nos encontraremos distintas clases ya que cuando se usa textil lo podemos hacer con maniquí invisible o con maniquí normal. Es una vista casi obligatoria en una ficha de producto.

c) Vista trasera:

Es cuando ponemos el objeto de espaldas a la cámara. Se trata de otra vista descriptiva que es muy común en textil. siendo una vista complementaria a la vista frontal del producto. También la podemos usar en otros sectores como calzado puericultura, complementos, etc.

d) Vista cenital:

Colocaremos el producto debajo de la cámara. Es una vista descriptiva de producto que nos permite ver más al detalle algunas características del mismo. Es muy común en complementos y bolsos ya que nos permite ver perfectamente el espacio disponible para carga.

e) Vista 3/4:

Este es un tipo de vista descriptiva donde el objeto esta levemente ladeado frente a nuestra cámara. A diferencia de las otras vistas descriptivas, aporta más volumen a nuestro producto. Es una vista muy recomendable en toda ficha de producto.

f) Vista detalle:

Esta es una fotografía que busca resaltar una característica de nuestro producto. Además, es capaz de transmitir y enamorar a través de la imagen gracias al efecto de enfoque y desenfoque. Para este tipo de imágenes, tendremos que trabajar con diferentes ópticas en función del tamaño del producto y del detalle que queramos resaltar.

2. ¿Cuántas fotos tiene que tener como mínimo una ficha de producto?

En este punto, os vamos a dar nuestra recomendación para que podáis mejorar vuestras ventas. Somos conscientes de que no todo el mundo tiene los medios (materiales y conocimiento) para ser autosuficientes. El mínimo que aconsejamos nosotros es de 3 fotografías por cada ficha de producto. Debemos de pensar que el cliente se ha de hacer una idea en su cabeza del producto que va a comprar, ya que no puede tocarlo.

Así el cliente puede hacer el siguiente recorrido mental:

1. Mira que mono (vista descriptiva 1)

2. Parece tiene buena calidad (vista descriptiva 2)

3. Me lo llevo (vista detalle 1)

Dentro de las vistas que vamos a seleccionar, buscaremos siempre dos vistas descriptivas y una de detalle. Este recorrido mental de tres sencillos pasos es algo que a día de hoy ya tenemos automatizado, pero que todos nosotros hacemos internamente al no poder tener el objeto físicamente a la hora de la decisión de compra.

Las vistas a elegir ya dependerán de cada producto y del estilo de la imagen de la marca. Os ponemos dos ejemplos en función del sector.

Joyería/bisutería

  • Vista fontal
  • Vista 3/4
  • Vista detalle

Textil:

  • Vista frontal
  • Vista trasera
  • Vista detalle

Complementos:

  • Vista 3/4
  • Vista fontal
  • Vista detalle

3. Busca diferenciarte del resto y apuesta por el vídeo

Si analizamos las ventas de cada empresa, nos daremos cuenta que siempre las que venden más o tienen un mayor índice de crecimiento es por lo mismo: han apostado por transmitir su producto de una manera diferente y en todas las fichas siempre nos encontramos un vídeo de producto.

A la hora de hacer los vídeos podemos trabajarlos de distintas maneras. Esto es un aspecto personal de cada marca. Lo que nosotros siempre aconsejamos es que busquemos ayudar al consumidor en su decisión de compra. Por ello, reduciremos los vídeos de ficha de producto a tres tipos:

1. Video 360:

Formato en el que podemos ver el producto dando una vuelta sobre sí mismo. Hace lo mismo que las ya conocidas foto 360º, pero con la ventaja de que es más sencillo y pesa menos en nuestra página web.

2. Video vista completa:

A diferencia del anterior intercala diferentes planos y diferentes encuadres. Busca transmitir la idea del producto remarcando las características más importantes.

3. Vídeo de campaña:

Es un vídeo que trabajamos no solo apoyándonos en planos que grabamos de nuestro producto. Para crear este formato es necesario saber editarlo para crear el mensaje y la fuerza necesaria. Este es el más complejo de realizar ya que hace falta un nivel medio de conocimiento en edición.

Creemos que con estos sencillos pasos podrán ayudaros para poder mejorar las fichas de vuestros productos. Ya que muchas veces nos dicen nuestros clientes que no ven bien representados sus productos o que no venden lo que esperaban. Y en el 80% de los casos una de las principales razones es esta.

Además, si se anima a dar el paso y necesita ayuda nosotros estaremos encantados. Tanto si se lo quiere hacer usted mism@ ofreciéndole nuestra tecnología y formación. O si prefiere olvidarse de todo puede probar nuestro servicio de shooting donde estaremos encantados de ayudarle.

Esperamos que os haya gustado. En el futuro, subiremos más posts diferentes aspectos relacionados con la imagen de los productos y sus procesos